lunes, 5 de agosto de 2013

Maxi-Dresses


Maxi-Dresses

Elegancia en una sola pieza, el Maxivestido la prenda It del verano

A veces más es menos. Desde luego, cuando se trata de la longitud de los vestidos de verano y, sobre todo, cuando hablamos de maxivestidos, cada centímetro cuenta. ¡Cuanta más tela, mejor! Y quien siga pensando que estos vestidos se ponen sólo en la playa, se sorprenderá al saber que los grandes diseñadores lo han convertido en la prenda del verano 2013.

A diferencia de los vestidos de cóctel, de tubo o los minivestidos que llegan o por debajo de los glúteos, o por encima de las rodillas, los maxivestidos llegan hasta los tobillos. La suavidad de las telas y la holgura de las faldas disimulan estupendamente zonas más conflictivas como el abdomen y los muslos, sin contar la gracia y la belleza que presta la prenda a la silueta femenina. Elegancia en una sola pieza.

Son imprescindibles en todo guardarropas veraniego, probablemente todas tenemos un par de maxi-vestidos guardados desde hace varias temporadas. Y es que los maxi-dresses son eternos, nunca pasan de moda, sin embargo, esta vez los modistos han querido darle mayor realce a su presencia. No en vano aparecieron en incontables pasarelas como Etro, Missoni, Paul & Joe, Temperley London, Tommy Hilfiger, sólo por nombrar algunas firmas de fama mundial.

Si pensabas que la infinita longitud de sus telas sólo quedaba reservada para la noche ¡Te equivocas! Pues los ahora son la prenda “it” para lucir espléndida durante los días de verano.

Usualmente asociados al estilo boho, esa tendencia que por años ha instaurado la estilista y diseñadora Rachel Zoe, ahora los maxi-vestidos adoptan un porte más moderno por medio de osados prints y cortes asimétricos. Y ¿Cuáles son las principales tendencias en materia de maxi-vestidos? Nosotros delinearemos tres en esta ocasión como reflejo del stret style o looks que nos entregaron los diseñadores.


Glam-chic:
Fibras extra largas de shantung o seda, se extienden a ras de suelo por medio de vaporosas faldas. La exquisita dosis de glam viene dada por profundos escotes y marcadas cinturas envueltas con sutiles cinturoncillos o drapeados de tela.


Sport-chic:
Por regla general son monocromáticos (salvo excepciones), se caracterizan por sus cortes más bien rectos, escotes cubiertos con cuello camisa o polo. La mejor forma de lucirlos es complementarlos con sandalias planas o, por el contrario, con unas altas creepers. Culmina el look con un blazer al estilo Rachel Zoe; con los accesorios adecuados dará el toque chic desde collares, pulseras, cinturones anchos, chalecos hasta bufandas y sombreros son permitidos.


Maxi-túnicas:
Sus telas hiper ligeras proporcionan comodidad sin parangón. Son las nuevas estrellas entre los maxi-vestidos. Monocromáticos, con estampados étnicos o navy, lo cierto es que este modelo está reservado para quienes gozan de una silueta delgada. Durante el día compleméntalos con sandalias planas o alpargatas, en tanto que durante la noche, con elegantes sandalias de tacón.












Fuente: Enfemenino.com, Modapreviewinternational.com y Estilothatrocks.com.
De: Lid
@LidROgue

No hay comentarios:

Publicar un comentario